El rincón del traductor: After the Long Goodbye

Si os gusta el universo de Ghost in the Shell, seguramente habréis visto Innocence, la segunda contribución a la gran pantalla de la franquicia, protagonizada por nuestro enorme y entrañable cyborg de ojitos redondos, Batou. After the Long Goodbye es una breve novela enmarcada poco antes de los acontecimientos que nos cuenta la película. Vió la luz en Japón en 2004, de la pluma de Masaki Yamada, y está traducida y editada en inglés por la editorial Viz. Dicha traducción es la que compré hará ya algún tiempo, leí, releí, y disfruté sobremanera. Animado al fin – o desanimado, según se mire – por la escasa presencia de GITS en el mundillo del frikismo español, me decidí a verter a la lengua de Cervantes esta obra de arte, en la medida que mis conocimientos y el tiempo libre me permitieran.

Pero antes de nada, un par de notas sobre las dos figuras clave en el nacimiento de After the Long Goodbye (Tras el largo adiós, en mi traducción) extraídas del mismo libro:

Masaki Yamada

Nacido en 1950, durante 3 décadas ha sido uno de los autores de ciencia-ficción, misterio y aventura más alabados en Japón. Ganó el premio Nihon SF Taisho, equivalente al Nebula, por El último imperio, en 1982, y cuatro veces el premio Seiun – la versión japonesa del Hugo. Un figura, vaya.

Mamoru Oshii

Hablar de Oshii es para echarle pan aparte. Sin duda es una de las figuras más relevantes de la ciencia-ficción y el anime japoneses, y su influencia escapa las fronteras del país nipón. Las apenas quince líneas que le dedican al final del libro no le hacen justicia en absoluto, pero a falta de tiempo, haremos de tripas corazón y las expondré aquí. Más adelante escribiré un artículo en condiciones sobre el Maestro y su amigo Yamada. De momento, ahí va un tentempié.

1951 fue el año que vió nacer al director Mamoru Oshii, en Tokyo. Ya como estudiante de Universidad empezó a hacer sus pinitos en el mundo de las películas. En 1977 entró a trabajar en el estudio de animación Tatsunoko Productions. Tras dejar Studio Pierrot en 1984 comenzó a trabajar por su cuenta, y a lo largo de los últimos diez años ha cosechado una influencia enorme en el universo cinematográfico; admiradores suyos son el director James Cameron (Titanic) o los hermanos Wachowsky (Matrix).

En el apartado anime, es responsable de clásicos como Urusei Yatsura (Lamu o Lum, para los que la vimos en Canal 2 Andalucía XD), y también Kerberos Panzer Corps, la segunda película de Patlabor, Ghost in the Shell 2: Innocence y The Sky Crawlers, que ganó el premio Future Film Festival Digital en el Festival del Cine de Venecia el año pasado.

El mundo de Tras el largo adiós

No creo que nadie llegue aquí sin tener ni idea de Gits, pero espartano prevenido, vale por trescientos, así que antes de zamparos el enlace a la traducción, un poco de puesta en antecedentes:

-Batou, el protagonista, es miembro de una organización policial especializada dependiente del Departamento de Seguridad Pública japonesa, la Sección 9,  allá por el no tan lejano año 2031. Su especialidad, el cuerpo a cuerpo y la lucha contra el terrorismo informático. Porque en este futuro lo que manda es la tecnología…y los cyborgs. Batou es uno de ellos. Cerebros electrónicos, cuerpos prostéticos, anuncios holográficos y drogas artificiales. Un mundo diferente al nuestro y al mismo tiempo muy parecido. Una proyección de a lo que nos pueden llevar los avances, donde el individuo está unido al resto más que nunca, pero al mismo tiempo se encuentra perdido como nunca lo había estado.  En la misma situación que Batou estaba su superior, la Mayor Motoko Kusanagi; pero durante la resolución de un caso particularmente extraño, la Mayor murió. O algo parecido pone en los papeles: “en paradero desconocido”. Habiendo perdido a la única persona que le importaba y sin ningún interés por el mundo, Batou pasa los días absorto en su trabajo y sus pensamientos. Le queda una pequeña compañía, su perra Gabriel.

Una noche como tantas otras, Batou tiene un sueño. Pero se supone que los cyborgs no sueñan…

Tras el largo adiós: Prólogo

Anuncios

About solincaelo

Un tipo sencillo, compañero del tesoro más grande del mundo, mi mujer.
Esta entrada fue publicada en Literatura/Novela ligera. Guarda el enlace permanente.

4 Responses to El rincón del traductor: After the Long Goodbye

  1. renzo dice:

    hola, en mi país tampoco se ve mucha literatura relacionada con gits, si concluiste de traducir el libro, me lo podrias mandar a mi correo?, me muero de las ganas por leer.
    el prologo que escribiste me pareció super profundo, muestra a un batou muy depresivo, vacío, sin ganas de vivir (sin tener que llegar al suicidio pero rozando la tristeza extrema), no me imaginaria leer este libro sin que me sonara la canción “follow me” de “Gits Innocence”.

  2. anondorf dice:

    Hola, Renzo, tu interés es un gran apoyo. Desgraciadamente aún queda mucho trabajo para concluir el libro; los estudios y una reciente crisis familiar me han mantenido apartado de la traducción, pero no pienso dejarlo. No puedo darte una fecha concreta, pero si quieres ver el progreso del trabajo, en la sección “Traducciones” suelo (y ahora mismo lo voy a hacer) indicarlo.

  3. dedalo dice:

    Hola .
    Te queria agradecer por la traduccion del libro.
    Espero que estes muy bien y continues con tu empresa.
    saludos

  4. Pingback: E pulvere redimus | Un Mar de Soles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s